“InDance international, un lema muy simple pero que une a personas de diferentes culturas e idiomas”. Una entrevista con Raphael Miro Holzer, Austria.

¿Cómo ha comenzado tu proceso hacia la danza y la coreografía?

Mi trayectoria profesional comenzó cuando era un niño, comencé a bailar a una edad bastante temprana. Tuve algo de experiencia en artes marciales, luego tuve una educación clásica, también me interesaron los antecedentes teóricos. Estudié ciencia de los medios y del teatro antes de volver a la danza contemporánea y comencé a investigar los procesos coreográficos. Aquí es donde estoy ahora. 

¿Qué poder e impacto positivo tiene la danza y la expresión corporal en tu opinión, qué puede lograr la danza? 

¡Vaya, esa es una pregunta asombrosa! ¡Me encantaría escuchar tu opinión! 

Creo que la belleza de la danza es que se relaciona a un nivel tan personal. Tendrás cinco mil personas viendo una pieza y habrá cinco mil verdades de lo que trata esta pieza. Creo que esa es la magia del baile. Realmente creo que ver una pieza o estar en un taller se trata de la experiencia. Es como escuchar música; cuando escuchas a Bach o Mozart no piensas de qué trata esta pieza, estás usando tus sentidos, tratando de describir tu experiencia. Entonces, esto es de lo que realmente se trata la danza para mí. 

¿Cómo definiría su lenguaje, estilo o características coreográficas personales? 

Llevo un tiempo investigando porque siempre he querido ser un individuo con su lenguaje, dentro de su estilo coreográfico. Así que fue un desafío para mí personalmente porque no podía simplemente crear una frase y enseñarlo todo. Quería tener su lenguaje dentro del material coreográfico. Entonces, en los últimos dos años, se me ocurrió el modelo del método, que es un enfoque holístico hacia la creación, la creación de movimientos pero también la creación de piezas. Blueprint trabaja básicamente con cartografía (mapas), ayuda a visualizar el proceso de creación de movimiento y ayuda a tener un enfoque muy inclusivo hacia la coreografía, ya que no importa cuál sea tu experiencia en danza. Puede hacer que todas estas personas, culturas trabajen juntas en un lenguaje de movimiento. Estoy muy emocionado de compartir esto.  

¿Qué te inspira o fascina más de tu trabajo? 

Creo que es trabajar con personas, me encanta compartir. Es como dije antes, el hecho de que la gente tenga su propia relación personal con la danza, esa es la belleza. Si estás en un estudio con bailarines y estás pasando tiempo con ellos, es una relación muy honesta y pura, porque haces lo que amas. Tu creas.  

¿Qué aprecia y disfruta del trabajo con Harriet, y cómo es su experiencia trabajando para IDI? 

Conozco a Harriet desde hace más de un año y ha sido una relación muy intensa. Hablamos mucho del evento, de la danza y el arte en general y también de las diferencias culturales. Ya que ambos estamos basados en Barcelona pero no somos de aquí [Raphael es de Austria desde hace más de tres años]. Entonces, ambos tenemos este enfoque intercultural siendo artistas internacionales con sede en Barcelona. Los dos también estamos interesados en utilizar tecnologías digitales en el lenguaje coreográfico, la dualidad que también es el tema principal del evento. Tener un aspecto digital dentro de la declaración y el proceso artístico. Será una parte muy importante de mi taller que realizaré durante el evento en octubre. La experiencia hasta ahora ha sido una aventura con sus altibajos, es entusiasta. Estoy muy entusiasmada con lo que Harriet está construyendo en IDI y no puedo esperar para estar en el estudio y trabajar. 

¿Tiene ideas sobre sus futuras colaboraciones con Harriet y la IDI? 

No, tenemos muchas conversaciones con Harriet, pero siempre se necesita tiempo para que las cosas lleguen a la base de la realidad en esta industria en la que estamos trabajando. Estoy entusiasmado con el evento Duality y las increíbles colaboraciones que tendremos en el futuro juntos. 

Cuando piensas en IDI, ¿qué es lo primero que te viene a la mente en términos de danza? ¿Cómo ve a IDI? 

¡Internacional! Lo que a mí personalmente me gusta es que está dentro del InDance International, es un lema muy simple pero que une a personas de diferentes culturas e idiomas. Tener este tipo de intercambio y tener este viaje como una experiencia juntos es increíble y, por supuesto, crear paz y arte juntos.

¿Quiere contarnos sobre su mejor recuerdo de trabajar con IDI?

He tenido muchas conversaciones con Harriet sobre el increíble potencial del festival y este evento. Lo que he visto hasta ahora es muy interesante y no veo la hora de estar en el estudio. 

¿Puedes contarnos sobre el efecto que Covid tuvo en tu trabajo, particularmente dentro del proyecto con IDI en octubre, y si te hizo repensar ciertas cosas sobre tu trabajo?

Hasta donde yo sé, IDI se vio afectada como todos los demás en esta industria, hemos sido expulsados de nuestras zonas de confort y volvimos a nuestras sillas para tener conversaciones digitales a partir de este momento. Es desafiante e interesante al mismo tiempo. He tenido una gran parte de mi investigación sobre planos en una base digital. Comenzamos en un estudio como una residencia artística, pero luego apareció Corona, y finalmente hicimos una investigación con artistas de toda Europa. Recuerdo haber llamado a una bailarina de Berlín que bailaba en la azotea ya una de Barcelona en la cocina. Nos dio mucho tiempo para sumergirnos en este proceso artístico y ahora es parte del viaje y es parte del trabajo que compartiré en el evento IDI. 

¿Qué considera oportunidades para el futuro de la danza? ¿Quizás tecnologías relacionadas y multimedia? 

Creo que es importante que comencemos a ver la tecnología como una herramienta y no como una limitación. Estoy trabajando intensamente en cómo integrar la tecnología en el proceso de creación y no puedo esperar para compartir esto con otros artistas en el estudio, este tipo de intersección de la danza y la tecnología. 

¿Quieres contarnos sobre tu próximo trabajo dentro de tu empresa “desire de paraguas”?

Es la primera pieza de mi empresa, se presentará el último día del evento de dualidad. Es una pieza profesional creada durante la época del covid y ha tenido un gran recorrido. Tenemos algunas presentaciones y una de ellas será una versión corta en IDI. Por favor no me pregunten de qué se trata, porque para mí no es que sepa la verdad al respecto, al final del día se trata de la experiencia. Cada uno de nosotros tendrá una opinión diferente, yo solo soy el compositor y luego les preguntaré de qué se trata.

Raphael Miro Holzer, colaborador de IDI, profesor, intérprete, coreógrafo 2021.

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Mensajes recientes